El Cava y su elaboración

08/03/2021
Farré-Garriga

¿Qué es el cava?, la clasificación del cava según el azúcar añadido que llevan, como la elaboramos y qué variedades de uvas utilizamos.

El cava es un vino espumoso con mucha tradición en Catalunya. Las primeras botellas de cava se embotellaron el 1872 en Sant Sadurní d’Anoia (Alt Penedès). El cava se elabora siguiendo el método tradicional o champenoise: al vino fermentado en tonel se aplica una segunda fermentación en botella añadiendo azúcar y licor de expedición. Durante los 9 meses siguientes como mínimo, las botellas se ponen en posición horizontal y se giran un cuarto de vuelta dos veces al día para eliminar los sedimentos. El cava se clasifica según la cantidad de azúcar añadido y el tiempo de crianza. Respecto a la crianza, el cava se puede clasificar en Reserva (15 meses), Gran Reserva (30 meses) o cava de Paraje Calificado (36 meses).

Según la cantidad de azúcar añadido un cava puede ser:

  • Brut Nature: de 0 a 3 gramos de azúcar por litro. 
  • Extra Brut: hasta 6 gramos. 
  • Brut: hasta 12 gramos. 
  • Extra Seco: de 12 a 17 gramos. 
  • Seco: de 17 a 35 gramos. 
  • Semiseco: de 35 a 50 gramos. 
  • Dulce: més de 50 gramos. 

En el Brut Nature y el Extra Seco, además, no se añade licor de expedición. 

El cava que elaboramos en Farré-Garriga es fruto de un cuidadoso control de calidad en todo el proceso, con un criterio de respeto a los procesos naturales. Las diferentes fases, como la fermentación, la toma de espuma o la crianza son muy importantes para obtener características organolépticas que definen cada producto. 

Trabajamos con las levaduras extraídas de variedades de la zona para resaltar el registro varietal de cada una y finalmente elaboramos nuestros cavas siguiendo unos procesos de filtrado y estabilización poco agresivos para mantener la esencia de la uva. 

Nuestros cavas destacan por sus largas crianzas en las cavas (de mínimo 18 meses hasta las 44 de nuestros cavas gran reserva), por su burbuja fina y cremosa y por la calidad del mosto. Degollamos todos nuestros cavas artesanalmente sin la congelación del cuello de la botella de cava para preservar la complejidad aromática obtenida durante las largas crianzas en las cavas

En los últimos tiempos, en Farré-Garriga nos hemos especializado en los cavas Brut Nature ya que entendemos que, dentro del amplio abanico de cavas, es el que guarda mejor la esencia, es decir, el gusto, aromas y propiedades organolépticas.

Los cavas se elaboran a partir de los mejores mostos de vendimia seleccionados de las variedades autóctonas Xarel·lo, Macabeo y Parellada, señales de identidad de nuestro territorio.

El Xarel·lo es una variedad de uva blanca y racimo dulce (fruta blanca, simiente, flor blanca) que da un toque aromático al mismo tiempo que proporciona equilibrio, estructura, carnosidad y mucha personalidad a los cavas

El Macabeo es una variedad de uva blanca que aporta equilibrio, delicadeza y fruta a los cavas. 

El Parellada es una variedad de uva de color amarillo-verdoso que aporta aromas delicados a los cavas. 

Una gran virtud del cava es su versatilidad de maridaje debido a su equilibrado grado de acidez, a su frescor y a sus delicados aromas. Gracias a nuestra gran variedad, tenemos un cava para cada ocasión. Por ejemplo, para potenciar los sabores del pescado y el marisco, nuestro Cava Brut Natural Reserva Litus es ideal: 100% natural y sin licor de expedición añadido, destaca por su suavidad y cremosidad de la burbuja.

La acidez de los cavas Brut o Brut Reserva son ideales para acompañar arroz y paellas; y para potenciar ensaladas de frutas o vinagres balsámicos, los cavas Brut son una buena opción.

También tenemos cavas ideales para brindar y disfrutar solos. El especial Quinquenni Farré-Garriga es un cava elegante, de color paja y burbuja fina y constante. Tiene un bouquet muy fino y de mucha personalidad fruto de los 5 años de crianza.